Mejor pais

Dicen que van a construir un mejor país.

¿Será un mejor país donde los mossos que mataron a Juan Andrés Benítez, quitaron un ojo a Ester Quintana, pegaron a inocentes en las manifestaciones de “15M” salieron impune? ¿Será un mejor país donde llaman traidores a Isabel Coixet, Joan Coscubiela, o Joan Serrat? ¿Será un mejor país donde se piensa que Puyol que “ens vaig robar” es un heroe? ¿Donde se piensa que los del partido del caso Millet son heroes? ¿Será un mejor país donde llaman vagos a los andaluces y fachas a los valencianos? ¿Donde llaman “democracia” que un voto en Girona vale el doble que en Barcelona? ¿Donde piensan que un referéndum es “democracia” (y no, no lo es), y donde, para más inri, un referéndum sin garantias, sin explicaciones sobre las consecuencias (tipo Brexit) es considerado “democracia”? ¿Donde se piensa que “un solo pueblo” es una frase bonita que justifica imponer políticas, sin respecto para gente que piensa de manera diferente y más allá de banderas y el uso populista de “el pueblo”? ¿Donde a base de – como máximo – una pequeña mayoría de votos, se justifica una declaración de independencia que no es lo que quiere una gran parte de la populación? ¿Donde si no quieres elegir entre dos malos, te llaman “equidistante” que parece que es lo peor?

No creo.

Anuncios

Un referéndum no es democracia.

Mejor dicho, aunque un referéndum sea una forma de hacer democracia, en muchos sentidos fundamentalmente va en su contra.

Una democracia, a diferencia de lo que piensa mucha gente, no equivale a «hacer lo que quiere la mayoría». Al contrario, en una democracia parlamentaria representativa, todos los ciudadanos deben tener voz. Es decir, una democracia debe respetar y proteger la diversidad dentro una sociedad. Debería cuidar de los intereses de todos los ciudadanos y no solo de los de «una mayoría». Un referéndum hace lo contrario: da toda la razón a una sola opinión sin llegar a un acuerdo con los demás.

Para garantizar y proteger la democracia contra extremos como el fascismo o el comunismo, se necesitan algunas bases intocables , como por ejemplo la garantía de libertad de expresión y opinión o la igualdad ante la ley de todas las personas. Normalmente, esto se hace con una constitución. Un referéndum pasa por alto estas condiciones y no respeta el camino ordinario (y lento) de una democracia. Así, se pueden someter a voto cosas como el matrimonio homosexual (que debería ser un derecho fundamental y constitucional en cualquier caso), la pena de muerte (que nunca debería ser una opción) o «la voluntad del pueblo» (que va en contra de la diversidad en una sociedad).

Los referéndums siempre se justifican con el concepto «lo que quiere el pueblo». Ya hemos visto que este concepto va en contra de la idea de una sociedad diversa. En una democracia, cada individuo debería sentirse representado, independientemente de su religión, color de piel, género, orientación sexual y gustos. Nadie se puede considerar un «traidor al pueblo» por el mero hecho de tener una opinión diferente. Los que voten en contra forman parte igual de la sociedad.

Las decisiones políticas para gobernar un país deben ser prácticas, realistas y coherentes. La política nunca es elegir entre A o B sino entre un conjunto de decisiones que llevan a una serie de acuerdos. Todo está conectado y tiene consecuencias internacionales, económicas, climáticas, de empleo, etcétera. Sin embargo, los referéndums casi siempre son monotemáticos: ¿quieres A o B? Lo que resulta una manera muy fácil de manipular, o mejor dicho, de mentir a los ciudadanos. Si pongo en un referéndum «¿Quiere usted agua y aire limpios, sí o no?», me imagino que ganará fácilmente el sí. Con este resultado en la mano, puedo entonces prohibir los coches o solo permitir viajar en avión una vez cada cinco años. A ver cuánta gente estará de acuerdo con esto (yo sí, por cierto). Está claro que para poder elegir hay que conocer las consecuencias de esa elección. Por ejemplo, si quieres la independencia de una región dentro de un país que está en la Unión Europea, ¿también quieres salir de la UE? O, si quieres salir de la UE, ¿es verdad que habrá más dinero para los servicios públicos como la sanidad? El Brexit es un buen ejemplo de una manipulación de la gente para que votara en contra de sus intereses.

En una democracia se hacen cambios políticos y nuevas leyes por medio de un gobierno bajo el control de un Parlamento. Esto evita cambios radicales a corto plazo, pero a largo plazo significa que se puede influir en las decisiones ya tomadas , según las consecuencias de estas decisiones. Así se pueden controlar y corregir continuamente las consecuencias. Un referéndum es como tirar los dados: todo o nada, y luego a aguantar lo que pase.

No es casualidad, pues, que varios dictadores (Mussolini, Franco) hayan usado referéndums para simular una seudodemocracia. La idea de que «el pueblo elige» (que ya sin más es una idea populista) lleva fácilmente a la manipulación, la unificación, y la demonización de «disidentes» y «traidores» (los «no pueblo»). El referéndum es una manera obvia de pasar por alto el Parlamento, es decir, es un atajo antidemocrático.

Es evidente que una democracia de verdad, pues, es lenta, nunca te da exactamente lo que quieres, e implica concesiones entre los intereses de todos los ciudadanos y no un favor a algunos. Quizás la gente que cree en los referéndums debería entender mejor que en una democracia de verdad, la realidad es más bien como dijo un gran filósofo:

 

 

11 de Septiembre

Hoy es el 11 de septiembre. Una fecha que para mucha gente significa muchas cosas según donde viven. Para la gente en Nueva York, por ejemplo, o la gente en Chile, por otro ejemplo, o la gente en Cataluña, por supuesto. También para la gente en Afganistán y Iraq esta fecha ha tenido algunas consecuencias de vida y muerte. Porque, lo que tienen en común estos acontecimientos del 11 septiembre en Nuevo York (2001), Chile (1973) y Cataluña (1714) es esto: la muerte. Muertos y sangre.

Muertos y sangre, porque hay gente que en vez de ver la variedad de personas, cada uno una mezcla (o mestizaje) de culturas, idiomas, convicciones políticos, colores de piel, religiones, géneros – y gustos sexuales – y preferencias de qué poner encima del pan, prefiere clasificar (unir y dividir) las personas según estas mismas características superficiales: raza, nacionalidad, género, etc… En realidad, son más bien los gobiernos que nos educan pensar así, porque es su manera de convencernos que seamos un pueblo unido, en vez de un montón de personas distintas. Es más facil crear un ejército si crees en un pueblo unido que crear un ejercito a partir de un montón de personas distintas.

Definirse a si mismo y “su identidad” (un concepto igual de abstracto como “el alma”, “Dios” o “la raíz de -1“) según estos estereotipos, con una bandera en la mano, ya es triste. Pero definir las identidades de otras personas a base de estos mismos criterios es psicópata. Y una vez sí y otra también lleva a guerras, a muertos y sangre.

En realidad, los gobiernos no deberían meterse en asuntos sentimentales (banderas, himnos, pueblos unidos) sino en asuntos prácticos: los impuestos, la educación, la sanidad y poca cosa más. Gobiernos así, desafortunadamente, no existen.

Y esto, desafortunadamente, se puede ver hoy tanto en Nueva York (y en los EE.UU. en general) como en Barcelona (y en Cataluña en general) donde se ve tanta gente – hasta incluso niños adoctrinados – conmemorando esta fecha con una cantidad de sentimientos de nacionalismo, patriotismo y la celebración del deseo de monopolizar una sola cultura, un solo idioma, un solo pueblo.

Y en realidad, no existen culturas ni idiomas ni pueblos aislados en sí, porque siempre son mezclas de otras culturas, idiomas, pueblos. Es ésta la verdad que hay que recordar en todas las fechas de año.

Hoy es un gran día

Esta mañana, el mundo fue informado de que el señor Bush fue finalmente capturado y fusilado. Señor Bush fue responsable de cientos de miles de muertes, en todo el mundo. Los líderes mundiales de todas partes del mundo expresaron su alivio de que una de las principales fuerzas detrás de la inseguridad mundial y muchos actos de violencia bestial ha llegado a la justicia. El primer ministro del Reino Unido Cameron calificó la noticia como un gran éxito, pero advirtió que los EE.UU. todavía son un país peligroso, el canciller alemana Merkel dijo que era una victoria y el primer ministro Italiano Berlusconi lo calificó como un gran día para la democracia.

Los detalles de la captura aún no están claros. Algunos dicen que el señor Bush fue fusilado en frente de su esposa e hijos, pero “que se lo merecía” y que no estaba armado mientras otros dijeron que utilizó una mujer como escudo humano. El cadáver del señor Bush ha sido lanzado en el Océano Atlántico, para evitar una peregrinación. A fin de evitar que otros americanos se vuelvan locos, no se publicarán fotos del cadáver de señor Bush.

Se afirmó que algunos ciudadanos estadounidenses han sido torturados con el fin de obtener pistas sobre el escondite del señor Bush, pero ellos fueron probablemente terroristas de todos modos, y en todo caso, después de todo que el señor Bush ha hecho al mundo, la tortura estaba justificada completamente.

Ahora, el mundo puede volver a dormir sin preocuparse.

Totaler Krieg

En los Países Bajos, sólo hay un movimiento político, liderado por un solo líder, que siempre habla de la guerra, de la deportación, de disparar a gente a sus rodillas, de culturas inferiores, de prohibición de libros, de un Países Bajos utópico sin inmigrantes. En resumen, todo lo que todos los partidos fascistas en todo el mundo tienden a decir. Su partido se llama PVV, su nombre es Wilders, y ayer dijo las siguientes palabras.

“Door heel Europa, niet alleen in Nederland, maar in heel Europa vechten de multiculturalistische elites een totale oorlog(*) uit tegen hun bevolkingen. Met als inzet de voortzetting van de massa-immigratie en de islamisering, uiteindelijk resulterend in een islamitisch Europa – een Europa zonder vrijheid: Eurabië.”

“Throughout Europe, not only in the Netherlands, there is a multi-culturalist elite that fights a total war(*) against their people. The goal of this fight is the continuation of mass immigration and Islamization, ultimately resulting in an Islamic Europe – a Europe without freedom: Eurabia.”

“En toda Europa, no sólo en los Países Bajos, las elites multi-culturalistas han montado una guerra total(*) contra su pueblo. La meta de esta guerra es la continuación de la inmigración masiva y la islamización, que en última instancia resultará en una Europa islámica – una Europa sin libertad. Eurabia”

Como siempre, su truco consiste en culpar a otros por suponer que quieren iniciar la guerra como justificación para iniciar su propia guerra. Las retóricas habituales sobre “el pueblo” en contra de una élite que está favoreciendo a las amenazas extranjeras deben sonar familiares también. En resumen, todo lo que todos los partidos fascistas en todo el mundo tienden a decir.

Así que, repito. Si las Naciones Unidas realmente quieren llevar la democracia a otros países…, olvídese de Afganistán (que ya están hartos), olvídese de Irak (que ya es bastante desastre), olvídese de Egipto (que están mucho mejor sin nuestras “ayudas”)…, enviése las tropas a los Países Bajos. (Y cuando se dispara a algunos votantes PVV, llámalo daños colaterales.)

*) “Totale Oorlog” / “Total War” / “Guerra Total” = “Totaler Krieg”, Joseph Goebbels, (18-02-1943)