Hola. Soy Effy. Y hago documentales.

Hola. Soy Effy. Y hago documentales.

La idea era simple. Quería mostrar la vida. No “La Vida”, pero la vida, sin mayúsculas. Quería mostrar lo que sabía sobre la vida. Quería hacer un documental. Un documental sobre un hombre, un hombre normal, que se despierta con una erección, se lava los dientes mientras haga pipi, hace pipi mientras tome una ducha, come un trozo de pan mientras se vista y peina su pelo con los dedos mientras cierre la puerta detrás de él. Luego se apresura hacia la oficina donde pasará el resto del día buscando el sentido de su vida. Quería mostrar que todos estos documentales sobre la naturaleza, templos antiguos, bandas de rock, políticos corruptos, negocios de armas y estafas de medicina no son lo de que se trata nuestras vidas. Yo quería mostrar el lado aburrido de la vida para que nos demos cuenta que esto es lo que la vida es: aburrida. Hasta la muerte.

Sigue leyendo