Caracoles cuánticos

Lo siguiente obtuve de un episodio de QI, un programa de televisión presentada por Stephen Fry y especializada en hechos inútiles y interesantes a la vez. Además, se deshace de bastantes de los mitos más comunes (por ejemplo: el champán no fue inventada por los franceses sino por los ingleses, y la tierra no tiene una sino dos lunas).

En este episodio en particular, se menciona que erase una vez un hombre que creía que los caracoles que se habían apareados, estarán en adelante para siempre conectados telepáticamente. Y así, se le ocurrió la idea de un telégrafo de caracoles. Pon un conjunto de 26 caracoles en París y da una etiqueta a cada uno de ellos con una letra del alfabeto. Enviar todos sus 26 ex amantes a Nueva York, y – de nuevo – identifica cada uno de ellos con la misma letra con que su ex pareja telepática en París está asociada.
Ahora se puede escribir una palabra por medio de mover las colas de los caracoles en París que hacen las letras correspondentes de esa palabra. Sus socios telepáticos en Nueva York inmediatamente reciben los señales de sus compañeros del alma y, por tanto mueven las colas también. Un lector en New York podría deducir de qué palabra se trata. De esta manera, se podría enviar mensajes desde París a Nueva York sin perder tiempo.


Curiosamente, en la mecánica cuántica, existe un principio llamado “entrelazamiento cuántico“, que significa que los pares de electrones aislados (o pares de fotones polarizados), se comportan exactamente así. De ésto viene el campo interesante de la criptografía cuántica.

Lo que es terriblemente difícil de entender para la mayoría de la gente es que las leyes de la mecánica cuántica que describen las partículas fundamentales no describen los fenómenos de las estructuras macroscópicas como, por ejemplo, botellas de agua, piedras brillantes o personas desfrizada de guru. Para estas personas, podría ser una sorpresa que el telégrafo de caracoles en realidad no funcionó.
Mientras tanto, varios experimentos han demostrado que el entrelazamiento entre los pares de electrones (o pares de fotones polarizados) sí existe (véase nota 1).

La conclusión del párrafo anterior son los hechos básicos siguientes:

  1. Los electrones no son caracoles.
  2. Los fenómenos macroscópicos no obedecen a la mecánica cuántica.
  3. La medicina cuántica, la espiritualidad cuántica y la cuack cuack cuántica significa el mismo que el concepto de “rock-ópera”, es decir, en otras palabras: nada.
  4. Si el Buda está en todo, también estará en la física moderna. Sin embargo, hay poca física moderna en el budismo, aparte de la tendencia de sus principales profesionales de vestirse fuera de moda.

Nota 1:

La razón por la cual las partículas fundamentales (que es la física) no obedecen a las mismas leyes que los fenómenos macroscópicos (que también es la física) no es tan extraño o paradójico que pueda parecer. Se basa en el concepto matemático muy simple de “pequeños efectos se anulan cuando se trata de números grandes”. Al igual que casi todas las matemáticas, esto parece más complicado de lo que es. Esto significa que si una persona habla a usted, usted puede oír perfectamente lo que dice. Sin embargo, cuando un estadio lleno de gente habla al mismo tiempo, sólo se oye “barrum barrum barrum”. En realidad, esto no tiene mucho que ver pero, total, es un ejemplo donde el total se comporta diferente que un elemento dentro ese total. Un ejemplo más exacta sería la diferencia entre tirar un sólo dado o 20 millones de dados. Cuando lanza un dado, el resultado podría ser 1, 2, 3, 4, 5, o 6. Cuando lanza 20 millones dados al mismo tiempo, y divide el número total por 20 millon, el número resultante será muy cercano a 3,5 (con una desviación casi práctimente igual a zero). Un dado obedece a la regla: cada valor tiene una probabilidad de 1 / 6 a ocurrir. 20 millones dados obedecen a la regla: el valor medio es igual a 3,5.

Anuncios

8 comentarios en “Caracoles cuánticos

  1. Eva dijo:

    ¿Es verdad este experimento de los caracoles? No me lo puedo creer….

    No sé si la gente podría creer en un telegrafo con caracoles…. es que no me lo imagino…. bufff….

  2. matxil dijo:

    Bueno, eso del experimento de los caracoles pasó alrededor de 1850. No, supongo que no hay mucha gente que lo cree. Sin embargo, hay mucha gente que cree en “Quantum Medicinas” o “Vibraciones espirituales” o “Energías positivas” o homeopatía. Y eso no es tan diferente que la telegrafía con caracoles.

  3. Eva dijo:

    Ahhhh… ya me parecía. Bueno, algun caso de los que comentas (Homeopatia) que creo que están más probados que otros…
    ya sé que no te voy a convencer, pero por si acaso…

  4. Eva dijo:

    Me lo imaginaba…. bueno, lo he intentado.:-)

    He visto que has empezado a escribir el bloc en holadés . Muy bien!! 3 idiomas eres un crack…solo falta el catalan….jeje

    Creo que es “buena idea” ponerlo en el facebook, es més fácil seguirte.

    Besos

  5. matxil dijo:

    Bueno, enlaces a páginas de la Web, sobre homeopatía siempre son bienvenidas. Pero nunca he encontrado una que podía tomar en serio. Allí hay un reto para tí…
    Hace poco encontré un folletín en una farmacia, sobre homeopatía, y luego miré en el internet, y – como siempre – un mogollón de choradas sobre las memorias de moléculas, las quantum vibraciones (hein?) y la dilución de fuerzas yin/yang… Ejem…

    Si vol.l.l.l.l.lts, escriuré alguna cozzza a català, la propera vegada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s